Yo, me, mi, nosotras: llegó la niñez temprana

Si hasta ahora no parecía necesitar amigas era, simplemente, porque aún no estaba preparada para incluirlas en su mundo.