Silencio, Manzanas en el aire

Recuerda, en cuanto se encienda la luz roja, silencio, ¡estamos en el aire!

No, por mucho que muevas el dial, dudo que nos sintonices. Eso sí, se lees este post, es posible que tú también decidas crear vuestra propia emisora.

¿Empezamos?

Desde hace unos años, la radio me acompaña muchas horas al día: en el trabajo, en el coche, en la cama…así que puede decirse que me gusta la radio.

Hace unos días, pensando en la actividad del lunes, me vino la inspiración: juguemos a la radio.

Pensé que sería una forma de pasar un rato original juntos.

¿Lo hicistéis de pequeños? Yo, si busco bien en casa, es probable que encuentre alguna cinta de casette grabada con nuestros programas de variedades…

Y, así lo hicimos. Ya les anticipé que lo haríamos, de forma que podían ir pensando en ello.

Emma, lo primero que hizo, fue crearnos una sintonía, y a mi me tocaba, como presentadora, preparar las secciones.

No os asustéis, nuestro primer programa, sumando el desorden, la improvisación y las risas, no duró más de 10 minutos.

radio manzana 2

Y así, alrededor de una mesa, los dos peques y yo, comenzamos nuestra tertulia de los lunes, en una radio muy particular.

Jugar a la radio

¿Y por qué digo Radio si lo que hacíamos era hablar? Muy fácil, porque el móvil en medio de la mesa grababa todo el desarrollo. De esta forma, ellos sentían que tenían que hacerlo con orden y responsabilidad.

No en vano, el hecho de grabarnos tenía un objetivo oculto: escucharnos.

Aún recuerdo como, en la Universidad, decidieron impartirnos un máster de Habilidades Directivas. Creo que, hoy en día, me vuelven los nervios de entonces al recordar las sesiones en las que tocaba hacer alguna exposición.

Y es que, eso de saber expresarse, es taaaaaaan importante, que más que una habilidad directiva, diría que es una habilidad social.

Pues bien, dejando el rollo, he decidido empezar a trabajar en casa, desde pequeños, esta habilidad, y con esto de la radio, el trabajo se convierte en un juego.

He de decir que les pareció muy divertido (para Emma sobre todo, Martín igual aún es pequeño) y que ya están pensando en contenido para la próxima semana.

Como todo en esta casa, igual el lunes se cruzan y me dicen que nanai de la china, pero por mí que no quede.

Beneficios

Y dejad que os cuente los beneficios que he puedes conseguir con nuestro juego de radio:

Conversación: gracias a esta actividad se desarrolla un Diálogo en Familia. Lógicamente, nuestro programa no trata de política, fútbol o farándula. Nosotros contamos nuestro día, nuestra semana, nuestros sueños, anécdotas,.. Por lo que es un momento ideal para hablar juntos, charlar.

Organización: al ser un programa de radio requiere una Planificación del contenido. Ha de tener secciones y una estructura, que debemos seguir.

Respeto: En un programa de radio hay que respetar los turnos. Para que pueda entenderse lo que dicen , no podemos hablar todos a la vez.

Locución y claridad de exposición: con el mismo argumento anterior, ellos saben que tienen que hablar de forma clara, se les tiene que poder oír y entender, por lo que fomentamos la Dicción.

Escucha activa: esta parte la introduzco yo, cuando les pregunto algo sobre lo que el otro ha dicho, por lo tanto hay que mostrar Atención al contertulio.

Improvisación: lo bueno de ser yo la moderadora, es que puedo ir haciendo preguntas, o pidiendo que me canten, cuenten cuentos, o chistes, lo que les permite trabajar la Invención.

Interiorización: no nos engañemos, es el momento perfecto para hacer esas preguntas. Ellos pueden querer o no, pero si colaboran, es ideal para que piensen en ellos y expongan sus sentimientos.

Autoestima: ellos tienen que hablar  (y yo también, claro), con lo que tienen que superar la posible Vergüenza y sensación de ridículo que puede dar esa sensación de hablar en público (recordad, estamos en la radio). El hecho de que luego escuchemos el programa, a parte de servir para morirnos de la risa, permite trabajar el conocimiento de uno mismo, además de fomentar la Autoconfianza.

Memoria: en caso de que durante la semana se hayan acordado de cosas que querrán contar en el momento del programa deben recordarlo, por lo que ponen su cabecita a trabajar.

Concentración: el momento de escuchar la grabación es un momento para concentrarse, sobre todo porque, ya que aún no son conscientes del tiempo, no saben en qué momento dijeron esa tontada, cantaron esa canción,… así que están súper atentos para oírlo de nuevo.

Diversión: y porque si no no sería un juego, la diversión es la parte principal. Para eso es muy importante que no excedamos la duración y acaben por aburrirse.

La radio siempre está encendida

¿Qué te parece? ¿Ya estás pensando la sintonía de entrada de tu programa de radio?

Ya lo sabes, me encantará saber tu opinión.

Un beso grande.

 

 

 

2 comentarios sobre “Silencio, Manzanas en el aire

  1. Me parece una idea fantástica, quiero ponerla en práctica ya. Pero me temo que en casa primero van a querer hacer un micrófono, buscar nombre, etc; y a lo mejor en un par de semanas conseguimos algo 😄

    Le gusta a 1 persona

Es tu turno ¿te apetece contarme algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s