3 caprichos para los dientes de leche

En lo que llevamos de año, tenemos 5 dientes menos en casa. Como sigamos a este ritmo, voy a tener que ponerle una habitación en casa a El hada de los dientes.

¡Esto no tiene freno!

Me asusté con el primero . Faltaba más de un mes para que cumpliese 5 años. Según había leído, (y todo el mundo me decía) aún era pronto, pero el dentista me tranquilizo al verla ¡todo en orden!

Es que esto de que tus hijos pierdan sus primeros dientes de leche no es tarea fácil.

Se hace saber: sólo tienen 20 dientes. Al principio no caben más ¡no te asustes! 😅

Cuando Se cae un diente

Con El Primero lo hicimos bien 👌🏻. Mucha emoción, pero todo en orden. Sin embargo, recuerdo que El Segundo nos pilló “por sorpresa” un sábado que habíamos salido un poquito. Me quedé tan profundamente dormida al llegar a casa que casi no me despierto a “abrir la puerta a el hada de los dientes” 😉

El hada de los dientes o el ratoncito Pérez.

Sé que suena raro, no es lo habitual. Sin duda es culpa de Ben y Holly pero, por ahora, en esta casa, no esperamos al Sr. Pérez. ¡Qué le vamos a hacer! Pero, es que eso de las hadas suena mucho mejor (si lo piensas fríamente tiene mucho sentido no querer que un ratón visite tu almohada por la noche)

Supongo que tenemos pendiente una visita a su museo. Habrá que volver pronto a Madrid y quizá, conociéndolo mejor, le cogemos cariño y dejamos que venga alguna vez.

¿Habéis visto la peli de El Origen de los Guardianes? En ella descubrí la misión de El Hada de los Dientes. Se los llevan para almacenarlos a salvo, ya que cada diente lleva en su interior los recuerdos de la infancia. Así que ¿quién soy yo para perderlos?

Caprichos de dientes de leche

Al margen de lo que trae o deja de traer el hada o el ratón (por cierto, estoy de acuerdo con eso de que las cosas se nos van de las manos), os cuento unos caprichos que me he agenciado yo a partir de la caída de los primeros dientes en casa.

1 Mr and Mrs Tooth

¿No son adorables? Estos pequeños muñecos son Mr and Mrs Tooth. Son blanditos y tienen un pequeño bolsillo en la parte trasera para guardar el diente por la noche y así lo encuentre fácilmente el hada.

Son de Little Pajarito. (Y ya que la visitáis, no os perdáis esos gorros de lana con pompón…)

Mr and Mrs Tooth, de Little Pajarito

2 Una cajita para guardarlos

Y, una vez que se caen ¿qué hago con ellos? Yo no pude evitar coger estas cajitas de madera, con los huecos para los 20 dientes (también tiene un hueco para lanugo y cordón umbilical, pero eso no me va mucho…)

También tiene espacio para marcar el día en que se cayeron. ¿Alguien más con memoria de pez? Porque yo ya no me acuerdo de ninguna fecha.

Aunque para ser sincera, yo no lo he marcado. No creo que a nadie le importe saber el momento exacto en la que se cayó cada uno.

Hay modelo de niño y niña. Los encontré en Amazon.

Disponible en Amazon

3 Pasta de dientes Jack n’Jill

Eso sí, para que se lleven los dientes y nos dejen algo bajo la almohada, estos tienen que estar bien cuidados y limpios ¡cómo nos cuesta esta parte!

Pero tengo un secreto, está pasta de dientes, con sabor a grosella (o frutas del bosque) que les encanta (vamos, que de vez en cuando se la comen, literalmente), y que es suave y segura para las bocas de los peques.

Las tenéis en Tutete (y hay 5 sabores diferentes)

De Jack n’Jill (en Tutete)

A ver ¿Qué tal esos dientes?

Ya lo sabes, me encanta saber tu opinión.
Un beso grande,

dbe38-esther

Es tu turno ¿te apetece contarme algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s